Agrega semillas de lino a los aderezos, cuencos de avena, batidos y otros alimentos para obtener una dosis saludable de omega-3, magnesio y fibra.

Sus semillas con sabor a nuez se pueden comer solas o trituradas y prensadas en frío para liberar aceite de linaza.

Durante décadas, había sido común encontrar semillas de lino utilizadas en cosas como cereales o pan.

Pero se ha desarrollado un nicho en la escena de los alimentos saludables en la última década más o menos.

Ya sea como suplemento o como ingrediente que agregan a una variedad de alimentos, hoy la linaza se hace presente.

¿Cuáles son los datos nutricionales de la linaza?

Resultado de imagen para semillas de lino

El tamaño de porción habitual de la linaza molida es de 2 cucharadas y esa porción incluye:

  • 80 calorías
  • 3 g de proteína (6 por ciento de valor diario)
  • 4 g de carbohidratos
  • 6 g de grasa. La linaza es una de las mejores fuentes del ácido alfa-linolénico de ácidos grasos omega-3
  • 4 g de fibra
  • 100 miligramos (mg) de fósforo
  • 60 mg de magnesio
  • 120 mg de potasio

Beneficios para la salud:

  • Digestión: la linaza puede ayudar con problemas digestivos como el estreñimiento, gracias a su alto contenido de fibra.
  • Disminución de los niveles de colesterol: la linaza se ha relacionado con la disminución de los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL o “malo”), lo que significa que puede ayudar a prevenir otros problemas de salud como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.
  • Controla algunos tipos de cáncer: la linaza tiene posibles compuestos anticancerígenos llamados lignanos, que son polifenoles que pueden ayudar a controlar ciertos tipos de cáncer, incluido el cáncer de seno.
  • Control del peso: este beneficio propuesto proviene principalmente de la fibra de linaza, que puede ayudarte a sentirte lleno.
  • Mejora de la sensibilidad a la insulina: la resistencia a la insulina o la incapacidad de utilizar eficazmente la hormona insulina para transportar glucosa a las células, es el sello distintivo de la diabetes tipo 2, y algunas investigaciones sugieren que el aceite de linaza puede ayudar con este problema.

Algunos cuidados para su consumo

Primero, la linaza cruda puede contener toxinas. Deberás limitar su consumo de semillas de lino crudas, aunque las toxinas se eliminan cuando las semillas se tuestan o se usan en una receta para hornear.

Los expertos recomiendan no tener más de 5 cucharadas de linaza entera por día.

Toda esa fibra empacada en linaza es buena para ti y tu sistema digestivo, pero solo si estás bebiendo mucha agua.

De lo contrario, podría ser contraproducente y empeorar el estreñimiento.

También existe la posibilidad de que la linaza ayude demasiado a tu sistema digestivo y provoque problemas gastrointestinales como diarrea.

Después de este breve recorrido, reconocemos que la linaza debe estar dentro de nuestras preferencias de elección y junto al consumo de agua, las cosas fluirán mucho mejor.

Cuidar tu salud con alimentos nutritivos y mantener tu peso es una tarea diaria.

En Bonafont continuamente se suman a esta diaria tarea ofreciendo nuestro servicios de agua a domicilio en DF y resto del país para que este importante líquido lo tengas a la mano.

De esta forma podrás consumir la cantidad de agua necesaria y así hacer que la nutrición que te brinda la linaza fluya en tu cuerpo como debe ser.

Comments are closed.